Que lastima que todo quedó simplemente en palabras.

0
4091

Lo nuestro fue el proyecto más ambicioso que jamás tuve en mi vida, creí que al olvidarme de ciertas banalidades había encontrado por fin la felicidad, pensé que era el momento de comenzar a echar raíces, de sentir que pertenecía realmente a un lugar, pero me equivoque, lo nuestro fue solamente un espejismo y por mucho que me duela es momento de aceptar esa realidad, esa realidad que me supera y me hace sentir completamente impotente ante lo que está por suceder.

En muchos casos la falta de comunicación suele ser el principal problema, pero con nosotros no lo fue, porque muchas veces lo hablamos, muchas veces dijimos lo que nos molestaba y muchas veces prometiste cambiar tu actitud, controlar tus impulsos y dejar de tratarme mal cada vez que te ponías de mal humor, o cuando los nervios te llegaban al límite, porque yo simplemente no puedo aceptar que me trates de esa manera, no importan los pretextos que tengas, no dejan de ser solo eso, pretextos, porque a final de cuentas por muy mal que yo estuviera nunca te traté así.

De verdad quise entenderte, quise ponerme en tu lugar muchas veces, y fue por eso que por mucho tiempo me contuve de hacer lo que debía hacerse desde un principio, ya que la violencia una vez que aparece dentro de una relación rara vez se puede erradicar, pero quería creer en ti, en lo nuestro, aunque ahora me doy cuenta de que nunca será, quizás esperabas más de mí, quizás te creía alguien más maduro, quizás ambos teníamos expectativas demasiado altas sobre el otro, pero la realidad es que no vamos a funcionar de cualquier manera.

Quizás pienses que estoy exagerando, quizás creas que me estoy pasando con mi decisión, o incluso puedas terminar diciendo que lo nuestro no me importo demasiado y me termines culpando del fin que se acerca para lo nuestro, pero la violencia es violencia independientemente de la naturaleza que esta tenga, y después de las faltas de respeto y las malas palabras viene donde se desata el verdadero infierno, donde comienzan los golpes, o los insultos ya de manera más personal, donde más duele, y ese tipo de relaciones termina destruyéndolo todo a su paso, todo lo que le rodea, es por eso que es mejor decir adiós ahora que aun podemos mirarnos a los ojos, ahora que el odio no nos a carcomido el alma.

Hay personas que sencillamente son incompatibles, y aunque nosotros tenemos muchas cosas importantes en común, tenemos también diferencias importantes, y no quiero que lo nuestro termine siendo algo más lamentable de lo que ya es ahora mismo, créeme ya he vivido ese infierno, lo sé porque mis ojos ya lo han visto antes, porque mi corazón ya fue destruido por una relación que comenzó a dar las mismas muestras de violencia que la nuestra y no me quedaré para ver su desenlace.

Autor: Chivy