El amor verdadero nace de los tiempos difíciles.

0
2186

Me gusta tu entusiasmo, de hecho me encanta, y es que el entusiasmo es la energía que nos mueve hacia nuestras metas, aquello que nos hace dar lo mejor de nosotros en todo momento, yo también estoy muy emocionada con lo nuestro, y me gustaría ver convertirse nuestra relación en algo especial, en una historia formidable llena de cosas bonitas, de hermosos recuerdos, en realidad al igual que tú yo espero grandes cosas de lo nuestro, pero creo que estás siendo un poco irreal con tu manera de proceder.

No quiero que me mal intérpretes, estoy encantada de como van las cosas, pero nuestra historia apenas comienza y en la mayoría de las ocasiones los comienzos suelen ser la mejor parte, es por eso que creo que es demasiado pronto para decir que me amas, yo siento un gran cariño por ti, y me gustas mucho, creo que con el paso del tiempo puedo llegar a amarte más de lo que jamás lo he hecho, ya que tienes las cualidades que tanto me gustan y además de eso eres muy guapo, no puedo decir que exista algo que me asuste de ti hasta el momento, ni tampoco he visto algo que nos pueda dar problemas a futuro, pero créeme, los problemas llegarán, siempre lo hacen, y cuando eso suceda es cuándo comenzará la verdadera prueba, porque amar es siempre fácil cuando todo está bien.

Con esto quiero decir que puedo observar como tú el tremendo potencial que tienen nuestra relación, pero para llamar amor a lo que tenemos creo que hace falta aún algo más de tiempo y experiencia.

Muchas personas creen que el amor verdadero nace de los momentos hermosos, de las cosas agradables que se compartieron, pero yo tengo creo que no es así, creo que el amor real nace de los momentos difíciles, de la manera en que estos se afrontan, de la forma en que las personas se comportan cuando no se sienten en completo control de las circunstancias, del respeto que se mantiene en esos tiempo y después de ellos, el amor verdadero para mí nace de los momentos de dificultad, porque es entonces cuando los espejismos desaparecen y cada quien muestra su verdadera personalidad, y al mostrarse cada uno tal cual es en sus peores momentos, es después de eso cuando en realidad se puede decir si se ama a la otra persona o no.

Amar lo bueno de cada quien es sencillo, fijarse en sus aspectos positivos, en sus virtudes, eso para cualquiera es sencillo de apreciar, sin embargo, la obscuridad de una persona, sus errores o defectos, eso no es sencillo de aceptar, así que por eso creo que solo después de las dificultades se puede asegurar que se ama a alguien.

Así que no tengamos prisa, disfrutemos de este hermoso comienzo, conozcámonos lo mejor que podamos, y vayamos creciendo en confianza, en cariño, y amistad, ya llegará el momento en que la vida nos ponga a prueba, pero no tengo prisa, después de que eso suceda dime si me amas y entonces te lo creeré desde el fondo de mi corazón como algo real.

Autor: Chivy