La manera más cobarde de abandonar a alguien, es dejar de hablarle sin explicación e irte sin avisar.

0
1709

Imagino que lo nuestro debió de ser todo un desastre, imagino que el amor que había entre nosotros era como un rio que solo fluía en un solo sentido: de mi hacia ti, imagino que no valoraste en lo más mínimo la confianza, el cariño, y el tiempo que te brindé, ya que si no lograste sentir por mi ese amor que yo te daba, al menos esperaba que pudieras llegar a respetarme como persona, ya que no recuerdo haberte dado motivos para que no fuera así, pero sin importar todo lo que te ofrecí saliste de mi vida sin importarte nada, sin siquiera decir adiós, sin dedicarme unas palabras o alguna explicación, tuve que llegar a mis propias conclusiones y admitir que lo nuestro fue solo un juego para ti.

No voy a reclamarte que te fueras, los dos sabíamos cuando comenzamos a salir juntos que había la posibilidad de no encajar, de no ser lo que estábamos buscando, o simplemente de que nuestros ideales fueran tan diferentes que nos sintiéramos ajenos el uno del otro por completo, pero como digo, nada de malo tiene darse cuenta de que la persona que nos acompaña no es la que buscábamos, si tan solo me hubieras dicho eso la imagen que tengo de ti sería completamente diferente a la que ahora te tengo, y es que tu partida sin aviso me hizo pasar por muchos malos ratos que me hubiera gustado poder evitar, y que no hubieran sucedido si al menos me hubieras dicho que te ibas.

Es lógico para cualquiera, que si la persona que amas desaparece de repente te preocupes por el, que comiences a buscarle y que temas lo peor, y si lo peor no es que se allá ido sano y salvo, lo peor es que algo le hubiera pasado y por desconocimiento no puedas ayudarle o estar a su lado cuando te necesita, así que cuando desapareciste lógicamente comencé a buscarte con todas las personas de tu familia y con tus amigos, cosa que me hizo ver además de estúpida como una rogona, porque ya todos sabían que habíamos terminado menos yo, si, tuviste el descaro de avisarles a todos menos a mí, a mí que era tu pareja, a mi que nunca hice nada para merecer tales muestras de desinterés.

Como dije a final de cuentas no me duele tanto el que te fueras si no la forma en la que lo hiciste, y lo único bueno de todo esto es que me demostraste claramente lo poco hombre y lo cobarde que eras, porque aún sin tener razones te fuiste de mi sin siquiera darme la cara y decirme porque lo hacías, me hiciste preocuparme por ultima vez por ti como si te lo merecieras, y al menos debo agradecerte porque a final de cuentas todo ese sufrimiento e indignación que me hiciste vivir me sirvió no solo para olvidarte si no para sentirme afortunada de ya no tenerte más en mi vida.

Autor: Sunky