Hoy brindo por lo que ayer dolió y hoy superé.

0
2731

Mi vida no ha sido fácil para nada, he vivido entre sonrisas y tristeza, entre ilusiones y decepciones, entre la verdad y la mentira, al menos algo de lo que no me puedo quejar es que de todo me ha tocado al menos un poco, y aunque sigo pensando que la vida no siempre es justa, puedo aceptar que en cada caída aprendí algo nuevo e importante y como mínimo a no caer de la misma manera por segunda vez, si bien es cierto que hay experiencias o personas que me hubiera gustado omitir, puedo decir que a pesar de lo difícil que en su momento parecían hoy desde una mirada más objetiva y obviamente fuera del problema en cuestión, puedo afirmar que la mayoría no eran para tanto.

Con el tiempo y con tantos problemas que toca superar, y unos que llegan cuando aun no terminamos con los anteriores todos andamos corriendo de un lado a otro siempre con prisa, y quizás nos olvidamos de la mayoría, y si bien creo que los aspectos negativos que nos hacen recordar cosas tristes o dolorosas deben de olvidarse cuanto antes, las lecciones que aprendimos deberían de valorarse más, también deberíamos de tener una especie de registro donde apuntemos cada batalla que hemos librado y de la cual salimos triunfadores, porque nunca falta el nuevo problema grande que nos llega a la vida y nos abruma y por un tiempo nos hace creer que esta vez no seremos capaces de superarle, quizás si tuviéramos un registro de todos nuestros triunfos solo con mirarle tomaríamos más confianza y valor y comprenderíamos que no ha habido problema que se nos resistiera por mucho.

El caso es que soy una mujer que vive sin arrepentimientos, mis errores no han dejado de serlo, pero de todos he aprendido valiosas lecciones que me han traído al presente en el que me encuentro, quizás si mi vida hubiese sido más sencilla no tendría la templanza que ahora tengo, ni la confianza en mí misma, ni sabría qué cosas son las mas importantes para mi al buscar una pareja, o que cosas son aquellas con las que definitivamente no puedo lidiar, quizás pensaría diferente, porque aunque nos guste o no es la experiencia la que nos convierte poco a poco en personas más sabias y serenas, en gente con más herramientas para salir adelante, y en mi caso en una mujer con un mayor carácter.

No pretendo decir que mi vida es perfecta, o que no me gustaría mejorar algunas cosas más, pero creo que no me siento tentada por esa idea de querer cambiar mi pasado, porque si lo hiciera seguramente no sería la persona que ahora soy, vivo convencida de que todo lo que paso fue por algo y que incluso las cosas malas valieron la pena por la lección que me dejaron, es por eso que hoy quiero brindar por todas aquellas pruebas dolorosas que he dejado en el pasado, por todas esas marcas que he logrado superar, por que en cada una de ellas encontré un pedazo de la mujer que ahora soy.

Autor: Sunky