No te enamores de nadie antes de que se lo merezca.

0
1988

Soy de esas mujeres valientes que se deciden de inmediato, cuando decido que quiero algo me lanzo sobre ello con todas mis fuerzas, con toda la pasión lo busco hasta que lo alcanzo, soy de esas mujeres que no entienden el significado de la palabra “no se puede”, cuando alguien me dice que no se puede les digo “espera y ve como lo hago”, siempre he sido aventurera y he vivido conforme he creído que es lo correcto, gracias a eso he tenido muchas buenas historias, pero también he pagado el precio cuando me he equivocado.

A pesar de todo creo que vale más intentarlo que preguntarse siempre “que hubiera pasado si…”, y aunque gracias a mi actitud tan arriesgada he terminado herida en muchas ocasiones no me arrepiento de nada ya que cada herida me ha regalado una importante lección, no me arrepiento de nada excepto de una cosa, de haberme enamorado en más de alguna ocasión demasiado rápido.

Creo que enamorarse es la única cosa que rompe mi regla de reaccionar de inmediato, y eso es porque en cualquier otra decisión que tome siempre puedo re dirigir mis pasos cuando veo que me he equivocado, sin embargo, una vez que me he enamorado es ya demasiado tarde, es demasiado tarde porque se pierde la objetividad sobre un ser amado, porque solo quieres protegerle y estar a su lado, porque solo quieres lo mejor para esa persona y esperas que esa persona busque lo mejor para ti, porque piensas que aquel que te acompaña sería incapaz de hacerte daño o al menos sería incapaz de hacerlo de forma consiente, pero muchas veces te terminas decepcionando, porque resulta que al final eras la única que se había enamorado de los dos y las lágrimas terminan brotando.

Y es que me resulta casi imposible comenzar una relación con alguien sin forjar lazos, pero ahora mismo trato de aplazar lo más que me sea posible el enamorarme por completo de alguien, trato de conocerle y dejar que me conozca, pero no me entrego por completo hasta que no haya pasado el tiempo o las situaciones suficientes como para saber si esa persona es digna o no del amor que quiero entregarle, porque la mayoría al principio parecen ser las mejores personas del mundo y después se terminan transformando, y si para ese entonces ya te haz enamorado es muy difícil que llegues a notarlo, así que sigo siendo temeraria en prácticamente toda mi vida, sigo pensando que me gusta más experimentar a que me cuenten, pero en el amor he llegado a la conclusión de que es mejor esperar para ver si esa persona en realidad se lo merece.

Autor: Sunky