Que difícil es dormir cuando la mente no se calla.

0
452

He tratado de evitar pensar en ti, y la única manera que tengo de hacerlo es manteniéndome ocupada todo el tiempo, y es que desde la mañana que me levanto no paro ningún momento, incluso cuando me encuentro sola trato de mantener mi mente ocupada viendo algún vídeo, o revisando mis redes sociales, la distracción es el único elemento que tengo para combatir esta tristeza que espera la oportunidad de apropiarse de mí, no puedo ceder ante ella, tengo seguir avanzando, tengo que seguir siendo la misma que siempre he sido independientemente de si te encuentras o no más en mi vida, pues yo era feliz antes de conocerte y debo seguir siéndolo después de tu partida.

Pero esto es más difícil decirlo que hacerlo porque todo va de diez mientras pueda mantenerme activa, mientras tenga alguna compañía que se encargue de distraerme con alguna platica por más superficial que sea, pero hay un momento del día en el que tengo que dejar de lado mi celular, donde ya no puedo tener más compañía y es cuando me dispongo a dormir, y es que los primeros días no tuve tanto problema porque estaba tan cansada que mis ojos cedían al sueño en el momento en que mi cabeza tocaba la almohada, pero parece que poco a poco me voy acostumbrando a esta nueva forma de vida y ahora por las noches aún me queda un poco de energía, y es entonces cuando mi mente traicionera comienza a bombardearme con toda clase de pensamientos y recuerdos sobre ti.

He decidido poner las cartas sobre la mesa y decirme a mi misma que yo no tuve la culpa de que te fueras, he tratado de explicarme que fue una decisión que tu tomaste y que nada podía hacer para evitar que te fueras, que cualquier intento mío por lo mucho lograría retrasar lo inevitable, y es que además no tengo intenciones de mantener a la fuerza a mi lado a nadie que no quiera quedarse, no importa lo que yo pueda sentir, no importan todos los sueños que tenia con esa persona, tengo el suficiente amor propio como para desearle lo mejor a aquel que se dio cuenta de que no me amaba, o que el amor se había escapado como el aire por la ventana, no quiero mantener a nadie por la fuerza, quiero que aquel que se quede lo haga por amor y por convicción propia.

Quiero ser capaz de encontrarme con esa persona, y para lograrlo necesito seguir adelante, no puedo desperdiciar mi tiempo contemplando los sucesos del pasado que nunca podrán cambiarse, y todo me parece suficientemente lógico y bien argumentado para que lo entienda cualquiera, pero mi mente a pesar de eso sigue resistiéndose a dejar de lado todos esos recuerdos y pensamientos sobre ti, sigue chantajeándome con muchos “y si hubiera”, sigue tratando de convencerme de que te busque y recuperemos aquello que aún podría recuperarse, por eso quiero pedirte un favor muy importante, dile a mi mente claramente “!que no me amas, para que de una vez lo entienda!”, porque no se puede dormir cuando la mente no se calla.

Autor: Sunky