Al final la parte más importante de tu vida, serán esos pequeños momentos que pasaste sonriendo junto a alguien.

0
669

A veces me pregunto ¿Qué les ha pasado a todas esas sonrisas que miraba tanto de pequeña?, ¿Por qué mientras más crecemos menos sonrisas vemos?, ¿Por qué tratan de vendernos la idea de que sonreír no es para los asuntos serios?, cada vez veo más caras de póker por todos lados, cada vez las personas expresan mucho menos, y cuando lo hacen suelen ser emociones más bien negativas, como coraje, llanto, tristeza o decepción. Pero ¿Qué ha pasado con las emociones lindas como el amor, el cariño, la felicidad, y nuestra capacidad de asombrarnos de lo hermoso que es la vida?, muchas veces pienso que a la mayoría les ha llegado un boletín informándoles que esta prohibido sonreír, y que somos unos cuantos los únicos que no nos hemos enterado.

Y es que aunque es verdad que sigo encontrándome con personas que me sonríen al entrar a una tienda o a un restaurante, o quizás al llegar al trabajo o a la hora de despedirnos, la verdad es que logro darme cuenta de que la mayoría de esas sonrisas son fingidas, la gente lo hace por “cordialidad o civismo”, pero pocas veces lo hace de manera natural y real, y me preocupa un poco hacia donde nos va llevando esta sociedad, esta sociedad en donde cada vez escuchamos más mentiras, donde casi todas las noticias son desastrosas y desalentadoras, donde las pocas sonrisas que ves durante el día no son por causa de que en verdad alguien se alegre de verte llegar, si no porque así lo marcan las reglas de la buena conducta social.

Me preocupa que cada vez sean menos las personas que se atreven a reír de verdad, me preocupa porque la mayoría de las personas no tiene presente que la esencia de la vida en realidad es precisamente esa que tanto tratan de reprimir, porque cuando alguien se encuentra en sus últimos momentos no suele pensar en cuanto dinero fue capaz de acumular, ni en el grado de estudios que llego a tener, o si le ascendieron en el trabajo, los recuerdos que las personas evocan en sus últimos instantes de vida son aquellos en los que compartieron su felicidad con alguien, y valoran sus vidas no por las riquezas que lograron acumular, si no por las sonrisas que fueron capaces de provocar en alguien más, las personas te recordarán por eso más que por cualquier otra cosa que hayas sido capaz de lograr.

La esencia de la vida es la felicidad, y no hay mejor manera de agrandar esa felicidad que compartiéndola con alguien querido, ya sea la pareja, la familia o los amigos, así que detente un momento y piensa que tan feliz has sido, y la próxima vez que tengas la oportunidad de sonreír sinceramente no te detengas, porque es tu felicidad la que esta en juego, en realidad a las personas correctas siempre les gustará más verte feliz y contento, y si alguien se molesta por tu sonrisa pues esa persona no debería de estar a tu lado en primer lugar, haz tiempo para todo, para el trabajo, para la escuela, para los deberes, pero también para compartir con las personas que quieres, y sobre todo para aquellas cosas que te hacen sentir feliz, pues cuando puedas medir con objetividad la calidad de tu vida, verás que se mide por la cantidad de sonrisas sinceras que fuiste capaz de obsequiar a los demás.

Autor: Sunky