Me dolió saber que no tenías tiempo para mí, pero si para otros.

0
3448

Siempre me fascinaron las personas ocupadas, aquellas que siempre están haciendo algo, pensando en algo, que no se detienen ante nada, que siempre siguen avanzando hacia sus metas y en busca de sus ideales, quizás por eso me enamoré de ti, quizás fue eso lo que me hizo sentirme tan atraída a ti, pero nunca imagine que podría terminar como ahora me encuentro, mendigando un poco de tiempo para amarnos, para vernos, para abrazarnos, nunca pensé que sería yo un obstáculo en tu camino y que en muchas ocasiones decidirías evitarme para no perder tu tiempo conmigo.

No es un secreto que el tiempo es un recurso no renovable y es importante por lo mismo administrarlo correctamente dependiendo de nuestras prioridades, el tiempo es la esencia de la vida misma, y dedicamos más de él siempre a nuestros asuntos y personas más importantes, es por eso que al darme cuenta del poco tiempo que tenias para mi entendí lo poco que te importaba, porque nadie en realidad carece de tiempo, simplemente que no alcanza para todos, y yo fui relegada por ti como alguien que “podía esperar”, mientras veía como sacabas tiempo de tus ocupados días para compartirlo con tus amigos, así fue como me convencí que estaba cometiendo un error, porque yo siempre estuve para ti cuando me buscaste mientras que tu me pedías esperarte cuando yo necesitaba de tu apoyo.

Yo no soy nadie para decirte como debes de organizar tus prioridades, ni tampoco quiero entrar en el escabroso terreno de razonar que debería de ser más importante para ti, porque eso me queda claro que cada quien lo debe de definir, sin embargo, no estoy dispuesta a ser la ultima en tu lista, es por eso que no puedo evitar abrir los ojos ante esta realidad que me golpea de tal manera que me muestra aquello que no quería aceptar: la poca importancia que tengo en tu vida, me duele porque tu eres todo para mí, y porque yo siempre te consideré mi asunto y mi persona más importante, porque no había nadie ni nada que estuviera sobre de ti, pero ahora entiendo que nuestra relación no estaba equilibrada, y que lo único que puedo hacer es decir adiós para buscar a alguien que este dispuesto a darme la importancia que me merezco.

Tenía miedo de dejarte porque pensé que había encontrado a quien buscaba, pero ahora tengo claro que no es así, ya que no podría vivir al lado de alguien que considera casi cualquier cosa más importante que yo, te deseo suerte y espero que algún día puedas encontrar a alguien que signifique para ti lo que fuiste tu para mí, alguien que te haga sentir la necesidad de abrirle tiempo entre todas tus ocupaciones, alguien que te inspire a mover otros asuntos con tal de poder seguir compartiendo tiempo a su lado, y espero obviamente encontrar también a alguien que encuentre siempre tiempo para estar conmigo, alguien que me reitere en cada momento lo importante que soy en su vida, porque nadie se  merece menos que eso, porque todos merecemos estar a lado de alguien que nos ponga por encima de todas sus prioridades.

Autor: Sunky